Mejores cuentas para niños en 2021

Comparativa de las mejores cuentas para niños

Tarjeta Junior Revolut 

  • Enseña a ahorrar y gestionar su dinero a los más peques de la casa.
  • Tendrás todo el control sobre sus gastos.
  • Podrás recompensar tareas y hacer del ahorro un juego de niños.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la tarjeta Junior Revolut tienes las siguientes ventajas:

  • Tus hijos aprenderán a ahorrar, analizar y hacer presupuestos para sus caprichos o en las cosas donde quieren gastar su dinerito.
  • Siempre tendrás el control absoluto de todos los movimientos.
  • Las tarjetas son personalizables, los niños pueden elegir su favorita.

BBVA - Cuenta de Ahorro

  • Déposito pensado para generar rentabilidad en forma de intereses.
  • Disponibilidad inmediata, retirada del dinero en cualquier momento y sucursal BBVA.
  • 0€ en comisiones habituales de cuenta y tarjeta de débito.

*Consulta la información y condiciones actualizadas en su web.

Con la cuenta de Ahorro BBVA tienes las siguientes ventajas:

  • Servicios asociados: ingresos, pagos de cheques, transferencias, tarjetas de crédito y débito...
  • Remuneración asociada a la duración del déposito.
  • Periodicidad del cobro de intereses adatable: mensual, trimestral o anual.

¿Cuál es la mejor cuenta para niños?

Bk Mini - Cuenta infantil de Bankinter

  • La cuenta de los pequeños grandes ahorradores: de 0 a 17 años
  • 5% TAE anual el primer año y 2% TAE el segundo año
  • Sin ningún tipo de comisiones de mantenimiento
  • Tendrás tu tarjeta de débido gratis
  • Todas las transferencias nacionales son gratis

 

El mejor regalo para tus peques es enseñarles a ahorrar. Con la cuenta infantil de Bankinter es la mejor que hay ahora mismo en el mercado financiero. Por una parte no necesitas hacer un depósito o ingreso fijo mensual de dinero para tenerla activa, no pagarás comisiones de ningún tipo, no tienes que domiciliar recibos y es una manera estupenda de sacarle rentabilidad a los ahorrillos de tu hijo.

La cuenta Bk Mini tiene premio pues los ahorros de tu peque seguirán creciendo con una bonificación de 5% anual durante el primer año y 2% anual a partir del segundo. Podrás invertir en un fondo de inversión desde la cuenta de bankinter para niños.

Tu tranquilidad y su seguridad están garantizadas con Bankinter pues tendrás supervisión absoluta en todos los gastos de la tarjeta, tus hijos tendrán sus propias claves para consultar la cuenta a través de la app y la web. Una forma ideal para aprender a familiarizarse con el funcionamiento de una cuenta bancaria pero sin correr el riesgo de realizar operaciones indeseadas. 100% online, didáctico y fácil. Hecho para ti y para tus peques.

Enseña a tu hijo a través de un juego real. Aprenderá a ahorrar, invertir y como gestionar sus gastos gracias a su cuenta Bk mini.


Consejos antes de contratar una cuenta para niños

Una cuenta infantil es una manera original de enseñarle a tu hijo a dar sus primeros pasos con la economía personal. A la hora de contratar una cuenta bancaria para tus hijos mira si el banco cobra algún tipo de comisiones. Aunque no es lo más habitual, algunas cuentas te cobrarán por ciertos trámites como transferencias.

También será importante que compruebes si el banco te exige algún tipo de vinculación del adulto, es decir, si tendrás que tener una cuenta abierta en el mismo banco. Antes de contratar una cuenta para niños, una característica a tener en cuenta es la edad mínima y máxima de contratación. Algunas cuentas van desde los 0 a los 17 años y otras tienen un máximo de 13 años y después pasa a ser una cuenta joven.


Tipos de cuentas para niños

Cuenta corriente infantil

La cuentas corrientes para niños te permitirán enseñar a manejar sus propios ahorros a tus hijos. Cuentan con su propia tarjeta de débito con la que podrá hacer compras y decidir en qué quiere gastar su paga o ahorros al mismo tiempo que aprende sobre economía y como gestionar su dinero, siempre bajo la supervisión de sus padres o tutores legales.

Cuenta de ahorro

Las cuentas infantiles suelen ser cuentas de ahorro, es decir, funcionan a modo de hucha donde vamos depositando un dinero para utilizar en el futuro de nuestros hijos. Estas cuentas para niños generan una rentabilidad gracias a un pequeño interés que recibe por cada euro que depositamos en ella. Suelen ser cuentas donde el menor no puede disponer del dinero hasta que cumple la mayoría de edad o si cuenta con la autorización firmada de sus padres o tutores.


Ventajas y desventajas de las cuentas para niños

VentajasDesventajas
El niño se familiariza con los productos financieros Tiene un tipo bajo de interés
Sustituye a la hucha casera y permite que aprenda a manejar su dinero Algunas cuentas tienen gastos, comisiones o condiciones demasiado rígidas, infórmate bien
Permite mantener el dinero del niño en un mismo lugar seguro Tiene una fiscalidad asociada

Déjanos tu valoración: 

4.4 (21 votos)

Preguntas frecuentes sobre Cuenta para menores

¿Qué son las cuentas para niños?

Una cuenta infantil es una cuenta bancaria destinada a menores de edad que permite familiarizar a los más pequeños con las finanzas propias y aprender a ahorrar de una manera práctica y divertida. Normalmente existen dos tipos de cuentas bancarias para niños, las cuentas corrientes y las cuentas de ahorro para menores.

¿Cómo elegir la mejor cuenta infantil?

A la hora de abrir una cuenta para tu hijo o hija, es importante tener en cuenta la edad del menor y el tipo de uso que va a realizar de la cuenta. Según el tipo de cuenta y la edad podemos distinguir entre:

  • Cuenta de ahorro infantil: Recomendamos esta cuenta para los más pequeños, los niños con edades entre 0 y 13 años. Con este tipo de cuentas podremos ir ingresando una cantidad de dinero para el futuro de nuestro pequeño a cambio de regalos o una rentabilidad. Estas cuentas funcionan como huchas, no podemos disponer del dinero inmediatamente, sino que el menor podrá acceder a su dinero cuando cumpla la mayoría de edad o si recibe la autorización de sus padres.
  • Cuenta corriente infantil: Esta cuenta es ideal para niños a partir de los 10 años, pues podrán aprender a manejar sus ahorros e incluso disponer de su dinerito cuando quieran gracias a una tarjeta de débito. Los padres o tutores tendrán siempre control sobre los movimientos para asegurarse de que no hay disgustos innecesarios. Este tipo de cuentas corrientes para menores ofrecen una operativa mayor.
¿Cómo puedo abrir una cuenta infantil para mi hijo?

Para abrir una cuenta bancaria para niños tienes que ser el padre o representante legal del menor y tendrás que acudir a cualquier oficina bancaria de la entidad donde deseas abrir la cuenta. Solo es necesario que acuda a la oficina uno de los padres o tutores y el menor tampoco necesita estar presente.

Tendrás que aportar la siguiente documentación:

  • Libro de Familia
  • DNI del menor
  • DNI del padre, madre o tutor legal
¿Qué pasa cuando tu hijo cumple la mayoría de edad?

Cuando los pequeños clientes de las cuentas infantiles se hacen mayores, los propios bancos tienen preparados productos financieros para ofrecerles. Normalmente el banco ofrecerá el cambio de cuenta infantil a una cuenta joven que dispone de otro tipo de características pues las necesidades de la persona van cambiando.

A partir de este momento y con la cuenta joven, podrá domiciliar sus recibos, una nómina y disponer de sus tarjetas de débito e incluso de crédito. Son cuentas que no suelen tener ningún tipo de comisión de mantenimiento o gestión y una manera ideal para que el menor pueda mantener su relación con el mismo banco, sin demasiados trámites.